domingo, marzo 23, 2008

Cristo Resucitado: nuestro CAMINO, VERDAD Y VIDA!!!


JANERIANOS: EN CAMINO!!!

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, presidió la solemne vigilia pascual en la catedral metropolitana, donde recordó que “el ansia hacia Dios sembrada en nuestro corazón humano, esa ansia de Dios entregada como promesa a Abram y, por otra parte, el ansia del corazón de Dios, su amor desmesurado por nosotros, se encuentran hoy aquí, ante este cirio pascual, figura de Cristo Resucitado que resuelve en sí las búsquedas y las ansias, los deseos y los amores. Cristo Resucitado meta y triunfo de ambos caminos que se encuentran”.
Tras destacar que “ésta es la noche del encuentro... del ‘Encuentro’ con mayúscula”, puso como ejemplo de encuentro el de Jesucristo Victorioso con las mujeres, en el que “nadie está quieto... todos están en movimiento, en camino: se habla de que las mujeres fueron, de que la tierra tiembla fuertemente; el Ángel bajó del cielo, hizo rodar la piedra, los guardias tiemblan. Luego la invitación: Él irá a Galilea, que todos vayan a Galilea. Las mujeres, con esa mezcla de temor y de alegría -es decir, con el corazón en movimiento- se alejan rápidamente y corren a dar la noticia”.
“Se encuentran con Jesús y se acercan a Él y le abrazan sus pies. Movimiento de las mujeres hacia Cristo, movimiento de Cristo hacia ellas. En este movimiento se da el encuentro”-subrayó- “el encuentro nos remansa, nos fortalece la identidad y nos reenvía; nos vuelve a poner en camino para que, de encuentro en encuentro, lleguemos al encuentro definitivo”, e insistió en que “en medio de las penumbras, nuestras miradas se centraban en el Cirio Pascual, Cristo, realidad y esperanza a la vez; realidad de un encuentro hoy y esperanza del gran encuentro final”.
“Esto nos hace bien –enfatizó- porque diariamente respiramos desencuentros; nos hemos acostumbrado a vivir en la cultura del desencuentro, en la que nuestras pasiones, nuestras desorientaciones, enemistades y conflictos nos enfrentan, nos deshermanan, nos aíslan, nos cristalizan en ese individualismo estéril que se nos propone como camino de vida todos los días”.
Al señalar que las mujeres que estaban en soledad delante del sepulcro eran “víctimas de un doloroso desencuentro: le habían quitado a su Señor”, el cardenal advirtió que “así nos quiere la propuesta cultural del paganismo actual en el mundo y en nuestra ciudad: solos, quietos, al final de un camino de ilusión que se transforma en sepulcro, muertos en nuestra frustración y egoísmo estériles”.
“Hoy necesitamos que la fuerza de Dios nos conmueva, que haya un gran temblor de tierra, que un Ángel haga rodar la piedra en nuestro corazón, esa piedra que impide el camino, que haya relámpago y mucha luz. Hoy necesitamos que nos sacudan el alma, que nos digan que la idolatría del quietismo culturoso y posesivo no da vida.
Hoy necesitamos que, después de ser sacudidos por tantas frustraciones, lo volvamos a encontrar a Él y nos diga ‘No teman’, pónganse de nuevo en camino, vuelvan a la Galilea del primer amor.
Por último, el cardenal Bergoglio reiteró que “hoy necesitamos encontrarnos con Él; que lo encontremos y Él nos encuentre” y explicó que “las ‘felices pascuas’ que les deseo es que hoy algún Ángel haga rodar la piedra y nos dejemos encontrar con Él”.

1 comentario:

Ceci Soria dijo...

MUY FELIZ PASCUA DE RESURRECCION JANERIANOS!!!!
un abrazo grande!!